Un Sistema Operativo llamado “Aprendizaje Infinito”

Infinite Learning OS — Shutterstock

He tenido el privilegio de pasar la última semana de enero 2018 alimentándome de inspiración, conocimiento y visión en Silicon Valley. Un programa organizado por ESADE y la Singularity University en torno al concepto “El Viaje a la Transformación del Negocio”. Conocí y tuve relación con gente muy interesante, tanto de las personas del faculty como de los otros dieciocho compañeros del curso.

Compañeros y Faculty ESADE — Singularity University

Toda la experiencia del programa me ha dejado una gran impronta que quiero compartir con vosotros a través de los próximos posts de este blog personal con una narrativa híbrida en la que hay elementos de aprendizaje pero también de reflexión y opinión.

Si hacemos un análisis retrospectivo de los últimos 10 años, vemos como la irrupción de la economía digital (por cierto, coincidiendo con una crisis económica sin precedentes) ya supuso una revolución silenciosa que ha transformado a muchas industrias, cambiando los ejes de poder y haciendo tambalearse al establishment: Kodak y Blockbuster desaparecieron (la primera en el negocio de la fotografía), el imperio Nokia se vino al traste, la música por streaming ha transformado radicalmente el sector tradicional de las casas de discos, la evolución hacia un nuevo consumo de información en tiempo real de las audiencias (nunca más pasivas) ha puesto en jaque a los medios de comunicación convencionales, fundamentalmente a la prensa escrita que, por cierto, tampoco encuentra salidas en la monetización de sus cabeceras digitales.

La economía colaborativa irrumpió con fuerza sin que nadie la hubiera invitado a la fiesta con modelos de negocio que hacen tambalearse a sectores hasta ahora monolíticos como el del alojamiento — Airbnb — la movilidad — Uber, Lyft, Fasten, BlaBlaCar — el de la generación y financiación de ideas — Innocentive, Kickstarter — y el de intercambio de propiedad y transacciones como el sistema Blockchain. La apropiación del valor en cualquier sector no hace sino cambiar de manos de forma continuada…incluso en la política.

Ni que decir tiene el impacto en la industria de la comunicación comercial y el branding. Un nuevo escenario en el que el control de la marca ya no lo tienen ni los anunciantes, ni las agencias ni los medios convencionales. Ya todos somos agencias, creativos, directores de arte, copywritters, productores…y disponemos de nuestros propios medios, los medios sociales, para construir marca, ignorarla o directamente destrozarla. Es el branding colaborativo. La publicidad, tal y como la habíamos conocido hasta ahora, ha muerto.

Pero es que este escenario de cambio no tiene fin, es y seguirá siendo trepidante, y además a ritmos exponenciales. Y esa es una buena noticia tanto que, lejos de lamentarnos, debemos sentirnos vivos y convertirnos en agentes activos de la transformación.

Exponencialidad — Shutterstock

Aprendí el significado del acrónimo VUCA de mi amigo Miguel Ángel Tovar @matovarm: vivimos en entornos de permanente vulnerabilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Los escenarios sólidos y firmes, de total seguridad, de cierta permanencia estable en el tiempo …pasaron a la historia. Y esto lo hace todo aún más apasionante.

El futuro jamás volverá a ser una simple extrapolación del pasado. Por eso, es importante inocular en nuestras empresas una cultura de aprendizaje permanente, de reinvención constante. La idea es maximizar el número de oportunidades de conocimiento, expandir las fronteras de nuestras compañías con constantes preguntas que despierten la curiosidad por aprender. Cuestionarnos día a día ¿qué es lo que no sabemos sobre lo que no sabemos? Dejar de poner el foco en la competencia para dirigirlo a partir de ahora al aprendizaje…mirar a la competencia es para perdedores, y yo personalmente creo al cien por cien que esto es así.

El horizonte hacia la Singularidad Tecnológica es cada vez más cercano. Futuristas como Ray Kurzweil y Peter Diamandis (cofundadores de la Singularity University) lo datan para 2045: las máquinas tendrán el mismo nivel de conciencia que tenemos los humanos. Y esto no será una sorpresa de la noche a la mañana. Porque el camino está ya muy marcado por una evolución que no es lineal, sino exponencial. Preguntémonos por qué conformarnos con ratios de crecimiento del 10% (si es que se llegan a ellos), cuando la tecnología puesta al servicio de la consecución de grandes objetivos — Moonshots — puede conducirnos a tasas exponenciales de 10x.

Conceptos como la Ley de Rendimientos Acelerados, del propio Kurzweil, la Ley de Moore, o el Estado Mental de Abundancia, de Peter Diamandis, hacen creíble y dotan de evidencia a la teoría de la Exponencialidad.

Por otro lado disponemos ya de esa tecnología: la computación infinita, los sensores y las redes, la robótica, la realidad virtual y aumentada, la inteligencia artificial, la biología sintética, la medicina digital, la impresión 3D, brain computer interfaz, los coches autónomos, etc

¿Sabéis que ya se viene a afirmar que en ese estadio de la Singularidad, podremos conectar nuestro Neocortex biológico a la Nube mediante un Neocortex sintético? ¿Podéis imaginar lo que esto puede suponer en términos de Inteligencia Aumentada para la humanidad?

Conectando nuestro Neocortex con la Nube — Shutterstock

En el siglo XXI no vamos a experimentar 100 años de progreso; a los ratios actuales será un siglo de 20.000 años de progreso. Ray Kurzweil

En los próximos posts bajaré a tierra todos estos conceptos y compartiré con vosotros mis reflexiones sobre el impacto de todo ello también en el futuro del branding.

No dejemos de aprender, de ensoñar, de reinventarnos y de impulsar el cambio. Es Apasionante, es Singular, es Exponencial y nos va a ayudar a dotar de aún mayor significado a nuestras vidas.

Embrace the Infinite Learning OS!

Ángel González

PD. Quiero agradecer a Mª José de Villanueva la oportunidad que me brindó en conocer de cerca el concepto Moonshot Thinking y la existencia de este programa de ESADE. Sin ella no hubiera sido posible.

Advertising, Social Media Marketing, Branding, Managing Change, Entrepreneur, Keynote Speaker, Business Romantic, Blogger.

Advertising, Social Media Marketing, Branding, Managing Change, Entrepreneur, Keynote Speaker, Business Romantic, Blogger.