Hablando se entiende la gente…¡ojalá!

Hace una semana recibí una invitación para sumarme a esta nueva red social. De momento, sólo si eres invitado por otro miembro - y posees iPhone- puedes acceder a ella. Yo accedí dando permiso a través de mi perfil en Twitter; cuando ya estás dentro, creas tu propia cuenta con tu descripción, imagen y, si así lo deseas, con los enlaces a tus cuentas de Instagram y Twitter. A pesar del poco tiempo de uso, comparto con vosotros mis primeras impresiones.

¬ŅQu√© es Clubhouse?

Clubhouse es una aplicación de conversaciones en tiempo real de audio (audio-chat, lo llaman) estructuradas en salas virtuales sobre tópicos como tecnología, ciencia, salud, deportes, arte, entretenimiento, etc.

Las salas se localizan f√°cilmente: bien a trav√©s de la interfaz de agenda, haciendo scroll y ‚Äúexplorando‚ÄĚ dicha interfaz, o directamente en el buscador de la app. Tambi√©n puedes crear tu propia sala (habitaci√≥n) con tres alternativas de acceso: abierta a todos los usuarios de Clubhouse, con accesibilidad exclusiva s√≥lo a la gente que tu sigues, y como tercera opci√≥n cerrada a personas que escojas.

Se recomienda que los organizadores de una charla hagan una descripci√≥n del evento y de los participantes en forma de convocatoria con suficiente tiempo de antelaci√≥n para poderla promocionar y llamar a la audiencia. De esta manera, como miembro de esta red te puedes ir haciendo una idea predeterminada del tema de conversaci√≥n y de los participantes en la charla. Si te interesa asistir, puedes exportarlo a tu agenda e incluso compartirlo en tus redes ūüĎá

Una vez dentro de la sala, ya est√°s en la conversaci√≥n. Hay varias personas que act√ļan con el rol de moderadores y facilitadores de la charla con los otros miembros que la est√°n siguiendo. Los visualizas a todos con su avatar a trav√©s del cual puedes ver su perfil y, si as√≠ lo decides, empezarlos a seguir en esta red social. La persona o personas que moderan tiene el control del micr√≥fono de los asistentes de manera que en ning√ļn momento se sobreponga el audio de varios participantes a la vez evitando as√≠ que ‚Äúla habitaci√≥n‚ÄĚ se convierta en una jaula de grillos con charlas imposibles al estilo de ciertos debates o de algunos (por desgracia) programas de TV que fomentan directamente el caos a trav√©s de la discusi√≥n m√°s agresiva y est√©ril. Si te apetece intervenir, das al icono de la manita ūüĎč y esperas a que te cedan la palabra. La calidad del audio es buen√≠sima, independientemente de qui√©n hable, desde donde est√© conectado o con qu√© tipo de conexi√≥n. Es todo voz, no se pueden editar los audios con m√ļsica o efectos. Adem√°s del perfil del moderador/organizador de la charla y de los principales invitados a ella, se te despliegan los usuarios que son seguidos por ellos y del de otras personas que est√©n siguiendo la sesi√≥n (ah√≠ ver√°s tu avatar‚Ķy los dem√°s ver√°n que est√°s dentro).

Las sesiones son ef√≠meras y est√° prohibido grabarlas. No hay ning√ļn repositorio de las charlas en la aplicaci√≥n que haga posible seguirlas a posteriori a modo de podcast y mucho menos compartirlas o embeberlas en alguna plataforma.

Destacado en cada sala se encuentran las normas y principios de la comunidad Clubhouse: se aut√©ntico, respetuoso, tolerante, desarrolla empat√≠a y construye relaciones. Parecen pautas de sentido com√ļn, pero son muy oportunas, habida cuenta de la parte m√°s s√≥rdida de las redes sociales que todos conocemos, especialmente Twitter, que por cierto ya est√° trabajando en una alternativa: Twitter Audio Spaces.

Si consideras que vale la pena invitar a alguno de tus contactos de la charla Clubhouse que est√° teniendo lugar, simplemente le puedes avisar (+ping) a la sala d√°ndole un toque.

Me gusta mucho la usabilidad, es una app muy intuitiva. Los iconos y emojis facilitan la navegaci√≥n en ella. Hay uno que me encanta: cuando est√°s en una sala escuchando y decides salir antes de que la sesi√≥n termine tienes al pie de la interfaz un emoji de ūü§ě Leave quietly.

Mi opinión sobre la aplicación

  • Me parece conceptualmente distinta a todo lo que hay hoy en d√≠a en redes
  • La voz ayuda a humanizar la relaci√≥n e interacci√≥n entre los usuarios
  • Recoge todos los valores esenciales de una red social: espacio de encuentro, intercambio, escucha, sentido de pertenencia, reconocimiento, conversaci√≥n y horizontalidad
  • Tambi√©n creo que la expresi√≥n social a trav√©s de audio ayuda a proyectar autenticidad individual y colectiva
  • Al ser una red tan reciente (fundada en Marzo 2020), no est√° contaminada de los aspectos m√°s desagradables que se experimentan en otras redes m√°s maduras: anonimato, troleo, discurso de odio, acoso, postureo, influencers oficiales encantados de conocerse, juicios destructivos, vanidad t√≥xica, etc.
Duelo a Garrotazos, Francisco de Goya. Imagen vía Wikipedia
  • Y esto creo que es una oportunidad, porque con esta nueva red social partimos de inicio de una base excelente, pero a partir de ahora est√° muy en manos (en este caso en boca) de los propios usuarios c√≥mo queremos que Clubhouse sea en el futuro, sobre todo cuando deje de ser una beta y est√© finalmente abierta y disponible para todos.

Una forma creativa de uso de esta red social lo encontré en este artículo de Glamour: Leroy Church, director de casting de DreamGirlsCH, convocaba a en su perfil de Instagram a una audición que iba a tener lugar en exclusivamente en Clubhouse los días 2 y 4 de enero 2021.

Clubhouse y marcas, empresas o instituciones

No he visto todav√≠a perfiles de marcas en Clubhouse. S√≠ como congresos de tecnolog√≠a como el CES 2021 (este a√Īo totalmente virtual) se apoyan en verdaderos influenciadores, referentes y l√≠deres de opini√≥n como Jeremiah Owyang para llevar a cabo sesiones en torno a ponencias, presentaciones de producto, etc en dicho congreso.

The New York Times se hacía eco recientemente de la iniciativa de Clubhouse de apoyarse en creadores de contenido a través de un Creator Pilot Program con más de 40 influenciadores.

Tambi√©n veo que se abre un gran campo de posibilidades a marcas, empresas e instituciones. Pero lo veo m√°s en la l√≠nea del ejemplo anterior: facilitando espacios naturales de encuentro y conversaci√≥n que puedan estar conducidos por personas con autoridad e influencia. Y siempre evitando la publicidad o difusi√≥n de mensajes intrusivos en estas sesiones. Otra cosa es qu√© ocurrir√° cuando Clubhouse empiece a monetizar su modelo de negocio‚Ķa trav√©s de la publicidad ūü•ī

√Āngel Gonz√°lez

Advertising, Social Media Marketing, Branding, Managing Change, Entrepreneur, Keynote Speaker, Business Romantic, Blogger.

Advertising, Social Media Marketing, Branding, Managing Change, Entrepreneur, Keynote Speaker, Business Romantic, Blogger.